Perspectivas para la tecnología eólica marina en España

En Madrid, a 19/10/2017

         La energía eólica marina consiste en el aprovechamiento del viento como fuente de energía. Siguiendo los mismos preceptos que la energía eólica estándar, la energía eólica marina busca maximizar los beneficios y minimizar los riesgos para el medio ambiente y los seres vivos mediante la implementación de los aerogeneradores en el mar, aprovechando las características favorables del viento en este medio.Las empresas y Centros de Investigación españoles llevan tiempo trabajando en este sector, colaborando con entidades de terceros países y suministrando servicios, equipos y componentes ante las dificultades de desarrollo de un mercado nacional.

         Ayer, día 18 de octubre, GRUPO SCA asistió a la jornada organizada por REOLTEC -la plataforma tecnológica del sector eólico español-, en coordinación con la Asociación Empresarial Eólica (AEE) y con el apoyo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad; que tuvo lugar en el Salón de Actos de este último (Paseo de la Castellana 162, Madrid) y que se celebró con la finalidad de dar a conocer la situación actual del sector eólico marino y la posición de la industria española en dicho mercado, así como avanzar en las posibles líneas de investigación y en la colaboración con otros países para el desarrollo de proyectos conjuntos.

D. Mario Buisán, director general de Industria y de la Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MEIC), inauguró esta jornada que contó con la participación y ponencias de representantes del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), de las Administraciones Canarias de la mano del Viceconsejero de Industria canario, D. Adrián Mendoza, de la Asociación Eólica Europea (WindEurope), de la Plataforma Tecnológica Marítima Española (PTME), así como fabricantes de aerogeneradores, promotores, empresas de mantenimiento eólico y aseguradoras, de la talla de Seaplace, Windar Renovables, Navantia, Siemens Gamesa Renewable Energy, Wikinger y East Anglia, Iberdrola, Ingeteam, Eolos Floating Lidar Solutions, Tecnalia y la Plataforma BIMEP.

Mediante las diversas ponencias se fueron exponiendo los temas que se abordaron en la jornada, de entre los que destacaron el análisis de la situación del mercado internacional de la eólica marina, la posición del sector español en la eólica marina, los retos del diseño, prioridades de investigación y evolución de estructuras soporte y de torres offshore, el papel del sector de construcción naval, los sistemas de medición de recurso eólico en el mar, así como un estudio de las oportunidades de colaboración internacional en proyectos conjuntos.

         La energía eólica marina, según la Agencia Internacional de la Energía, vive una gran expansión en el mundo, aunque el 90% de la potencia instalada se encuentra en Europa. España, por su parte, es el segundo país europeo en potencia eólica instalada en tierra firme y el cuarto en el mundo. Con sus casi 5.000 kilómetros de costa, y un viento que en el mar es más fuerte y constante, sería lógico pensar que también encabezara la producción de eólica marina (offshore). Sin embargo, el camino para la energía eólica marina española arrancó en 2007, cuando los ministerios de Industria y Medio Ambiente iniciaron los trabajos para definir las zonas aptas para la instalación de molinos en el mar, no obstante, a día de hoy, aún no hay parques eólicos «offshore» y solo algunos prototipos experimentales. La paradoja la encontramos en el hecho de que nuestras empresas, que son punteras a nivel mundial en esta tecnología, se encuentran trabajando para otros países.

Por su parte, el director general de Industria y de la Pyme del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, D. Mario Buisán, señaló que la transformación en que se encuentra inmerso el sector energético supone un reto que hay que ser capaces de transformar en una fuente de oportunidades para las empresas industriales españolas.

         En conclusión, esperamos que en un futuro muy cercano dichos proyectos se lleven a la práctica y que España, un país que cuenta con más de 4.800 kilómetros de costa, pueda fructificar sus oportunidades con esta clase de energía llamada a ser una pieza clave del mapa energético del futuro y que algunos ya denominan la Revolución Energética del s. XXI.

                                                                                                                                         Daniel García, Consultor.

Grupo SCA

http://www.gruposca.com

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *